XIX - Semana Santa 2009


Realizado el viaje Nº 19 del GAM:

Fecha: del 3 al 11 de Abril 2009

Nº de Expedicionarios: 32

Nº de TT: 12

Tiempo : Bueno, con temperaturas de 37º en hora punta. Tormentas de arena el en Iriki. Lluvia de regreso en autopista.

Cumplimiento de rutas previstas: 56%

Rutas alternativas extras obligadas: 40%

Global de rutas desérticas previstas realizadas: 96%

Salud de los expedicionarios: 5 diarreas del viajero declaradas + 1 contusión ocular + 1 herida incisa en un dedo meñique.

Incidencias en los vehículos:

De los 12 TT, 11 presentaron problemas físicos/mecánicos /eléctricos intrínsecos y el otro problemas extrínsecos que obligaron a detener la caravana.

Problemas intrínsecos:

  1. M1.- Toyota Land Cruiser corto.- bloqueo de la caja de cambio

  2. M2.- Mercedes ML.-Rotura defensa del tanque de combustible

  3. M3.- Mitsubishi largo: 1 pinchazo + 1 amortiguador roto

  4. M4.- Nissan Patrol GR.- rotura del Snorkel + reventón de una petaca de gasoil

  5. M5.- Mitsubishi Montero corto.-Rotura del asiento del copiloto

  6. M6.- Ford Ranger: rotura de 1 amortiguador + 1 intermitente

  7. M7.- Toyota HDJ-80: Rotura de una de las 3 baterías que impedían el autoarranque.

  8. M8.- Toyota Land Cruiser largo: 4 pinchazos de ruedas(Michelin del 2006)

  9. M9.- Opel Frontera: mal función de un relé que paraba el motor con las vibraciones en pista.

  10. M11.- Opel Frontera : calentamiento del motor por termostato fundido.

  11. M12.- Toyota Land Cruiser corto: rotura de un amortiguador +rotura de la baca.- se dejó en pista la baca

Problemas extrínsecos:

M10.- Toyota Land Cruiser largo.- Clavada de medio metro en el barrizal del Iriki.


Día 1º.- El viaje ya nos indicaba desde el principio que íbamos a tener que hacer frente a muchas dificultades... Una parte de la expedición pasó el viernes la frontera para hacer noche en "El bosque", pero el Nissan que venía de la península no tenia registrada la salida de Maruecos de un viaje anterior y le pedían una multa desorbitada. Contamos con la inestimable ayuda del Dr. Abdelkrim que hizo de mediador con las autoridades marroquíes, tras interminable ir y venir en la frontera por fin esa misma noche de madrugada pudimos solucionar el problema.

Salida el sábado por la mañana del 2º convoy con reagrupamiento en el Hotel Ibis de Fnidek una vez pasada la frontera tras dos horas de tediosas colas.

Quedamos con el 1er contingente del GAM en que ellos saldrían a la autopista cuando estuviéramos llegando a Tánger y nos encontraríamos directamente en ruta. Llegada a Marrakech todos juntos al hotel Kenza que inexplicablemente estaba ocupado pese a tener realizada la reserva con meses de antelación así que nos acomodaron en otro hotel, todavía más cutre.

Punto de encuentro en las explanadas de Juan XXXIII.

Acampada previa al viaje en "El bosque", Chez Abdou, Tanger.

1er Contingente del GAM listos para la aventura.

Panorámica de la plaza de Jamaa el Fna.

En la puerta del "cutrehotel" de Marrakech.

El equipo del Móvil 9 esperando iniciar la ruta.


Día 2º.- Salida sobre las 12h (es imposible salir antes siendo 12 coches) media jornada perdida en la sinuosa nacional hasta tomar pista en Agouim. Pista de montaña muy bonita con unos pasos estrechísimos donde cabían los coches muy justito y con unos precipicios de vértigo en curvas cerradas. Me recordaba el paso por las rutas del Dades. Parada para comer en una explanada en alto con las montañas nevadas al fondo. Sin incidencias con los coches,.

Pernoctamos en acampada libre en el palmeral de Akka Irhén, luz de la hoguera, guitarra y fiesta hasta las tantas.

Hermosa ruta por la altiplanicie, al fondo el jebel Toubkal. 

Parada para comer a 2500m de altura.

El Paso del Aguendi. Observen las sombras amenazantes de las puntiagudas rocas, y curva cerrada al fondo con badén.

Anocheciendo en Akka Irhén con Susi a contraluz.

Fiesta nocturna en la acampada.

Amanece en el palmeral de Akka Irhén.


Día 3º.- Salida a las 10 de la mañana hacia Tisint para repostar. No había gasolinera por lo que hubo que dar media vuelta y llegar hasta Tata, allí repostamos combustible y limpiamos filtros. El tiempo se nos echaba encima, por lo que se decidió atacar las "piedras azules" desde esta localidad. El objetivo de la etapa de hoy era localizar una zona remota al sur de Tissint donde según teníamos entendido las piedras tenían un peculiar y característico tono azul. Aquel año se gestó lo que a la postre llamamos el mito de las piedras azules.  

Tomamos una pista desconocida dirección sureste desde Tata y muy cerca de nuestro destino encontramos un control militar que nos impedía el paso y un muro de arena levantado sobre el río seco que había que cruzar. Estábamos a 5 km del territorio marcado como piedras azules.

La pista fue muy pedregosa y el móvil 8 pinchó 2 veces. Al encontrarnos con el control pedimos a los militares que nos dejaran salir a la carretera de Tisint al norte a sólo 3 km de allí, pero no hubo manera, nos hicieron dar la vuelta y volver sobre nuestros pasos a Tata aduciendo que la pista estaba cortada por intensas riadas de días anteriores. Toda la zona estaba muy controlada, insistiéndonos en no salir fuera de pista por riesgo de pisar algunas de las minas que por lluvias se podrían haber desplazado. 

De regreso por pista tuvimos un 3er pinchazo esta vez en el Móvil 3. El no perder otro día de dunas obligó a desechar la idea de acampar en "piedras azules".

Una vez más la ley del desierto se impuso y no se pudo conseguir pisar las montañas de las piedras azules, era nuestro 3er intento. Se decidió dormir en el camping de Foum Zguid. Esa noche se arreglaron los pinchazos y el asiento del Móvil 5.

En la pedregosa pista de Tata.

Oued Oum er Rjim al sur de S. Rezzoûg donde se nos bloqueó el paso.

Media vuelta por donde habíamos venido.

Dasayuno en Foum Zguid. Observen el estado de conservación de las telas del techo.


Día 4º.- Salida nuevamente tarde para no variar... La pista hacia los "dientes de tiburón" transcurre por extensas llanuras e infinidad de ramales de pistas rápidas. Parada para tomar fotos en los majestuosos “dientes en forma de sierra” donde se aprovechó para hacer fotos de todo el grupo. Entrada en la meseta con pistas balizadas del Paris Dakar. Nos encontramos con un grupo en sentido contrario que nos alertaban de que el lago Iriki estaba enfangado por las lluvias, así como las dunas de Chegaga.

Intentamos el paso por el sur del Iriki y Cheggaga pero pronto nos metimos en un berejenal de río seco con "pelo de camello" y con tormenta de arena que impedía la visibilidad. Para rematar el problema el Móvil 11 daba fallos de calentamiento y había que parar continuamente. Decidimos salir bordeando el lago por el noroeste y en una de esas el móvil 10 quedó trabado en al fango. El terreno era muy engañoso porque parecía seco pero por debajo había agua. Hubo que sacarlo echando mano de cabrestante y eslingas.

Finalmente encontramos un paso por el norte recorriendo el Iriki a alta velocidad dirección este. Al llegar a las dunas de Chegaga estaban impracticable con la arena mojada y zonas pantanosas que eran una auténtica trampa. Con dificultad y sorteando crestas de arena mojada y fanguizales conseguimos contactar con la pedregosa pista del norte. A las paradas por el calentamiento del Móvil 11 se añadió una nueva complicación por un fallo eléctrico que paraba el motor del Móvil 9 debido a las vibraciones que probocaba la pista de pedregal que acabamos tomando.

La cosa se complicó y se nos hizo de noche en ruta desértica. Hubo que tirar de eslinga y remolcar el Móvil 9 enlenteciendo la caravana sobremanera. Por si esto fuese poco, el Móvil 5, Móvil 6 y el Móvil 12 rompieron un amortiguador cada uno. La caravana circulaba a 20 km/h y de noche. Los GPS nos sacaron del embrollo no sin dificultad. Sobre las 2 de la madrugada se tocó groudon en Tagounite.

Dada las averías de los vehículos se decidió ir hasta Zagora para arreglarlos. Se quedaron toda la noche con los 3 vehículos para su reparación y otros dos por la mañana.

Pernoctamos en el hotel La Perla del Draa sobre las 4 de la madrugada. Estuvimos 14 horas rulando por el desierto.

Día especialmente duro, donde no hubo ni tiempo para parar a comer y donde se pusieron a prueba los coches y la moral de los expedicionarios y expedicionarias.

El buen humor no se perdió nunca y una vez más las radios (que funcionaron todas estupendamente) fueron cruciales para no perdernos en las tormentas de arena y en la etapa nocturna.

Foto de grupo.

La infantería mecanizada al completo en la cordillera "dientes de tiburón".

Enfilando el paso entre la cordillera.

Tornados al suroeste del Iriki.

Bloqueados por las tormentas de arena y el barro en el Iriki.

Amigo Alí saliendo de la clavada.

Romel Jons.

Complicado paso del Oued Mdaouer.

Un respiro a 110Kms/h por el norte del Iriki.

Este año el Iriki y el Cheggaga fueron verdaderas trampas.

Estado del terreno tras las inundaciones pasadas.

Bloqueados en la entrada del Cheggaga.

Cae la noche, nos reagrupamos y preparamos para la nocturna.


Día 5º.- Dada la hora a la que nos dormimos la etapa anterior, este día se dio de descanso descartando hacer la ruta Indiana Jones tal como estaba previsto. Salimos de Zagora sobre las 13,30 por carretera dirección a Erfoud, pernoctando en Dunes D'Or. Noche de fiesta bereber con timbales hasta las tantas.

Por la mañana de relax en el hotel La Perla del Draa, Zagora.

Por la noche, fiesta bereber con nuestros amigos del Dunes D'Or.

Y cómo no, no podía faltar la subida nocturna a la gran duna.


Día 6º.- La noche previa habíamos quedado con Omar para visitar el lago, recorrer las dunas y conocer varios oasis de la zona. Después de divertirnos un buen rato haciendo la incursión a las dunas, hicimos una parada en el oasis Oubira para descansar y proceder al "bautismo" de los nuevos expedicionarios con agua helada del pozo del oasis. Día entero de rule por las crestas de las dunas poniendo a prueba la resistencia de los coches y las capacidades de cada uno para conducir por la arena.

Alucinante la experiencia, sobre todos para los nuevos que pudieron comprobar in situ la capacidad de los todoterreno para adaptarse a cualquier medio. Fue fundamental bajar la presión de los neumáticos a 0,8 para no quedar encallado.

Tras la recogida del equipaje que habíamos dejado en el albergue para aligerar peso, nos fuimos a pernoctar al Hotel Kasba Tizimi de Erfoud que teníamos contratado.

La genuina y auténtica mobilete bereber.

La caravana entrando en dunas. Observen como disminuye el tamaño de los TT a medida que se adentran.

Reagrupamiento. Observen la cantidad de matojos que han florecido en la arena a causa de las lluvias.


Observando desde la cresta las maniobras de los coches.

Coches TT y camellos en su medio ambiente natural.

Sorteando grandes inclinaciones para superar las dunas.

Encallado en la cresta de la duna.

Emergiendo de la arena como un submarino.

Llegando al Oubira, nadie se podría imaginar que un Mercedes ML de serie pudiera aguantar la tralla de este viaje, se portó fantásticamente.

Oubira desde lo alto de la gran duna.

Vertiginosa vista desde lo alto.

Un descanso a la sombra.

Sabiduría Tuareg para encontrar agua.

A la sombra protectora del GAM.

Una buena ducha helada del pozo del oasis.

Los expedicionarios del GAMSS2009 al completo en el Oubira.

Trío bereber multicolor.


Día 7º.- Algunos vehículos decidieron aprovechar la mañana para entrar de nuevo en dunas, pero el bloqueo de la caja de cambio del Móvil 1 les hicieron dar la vuelta. La salida de regreso prevista para la tarde nuevamente se complicó.

No pudo arreglarse en Erfoud y el vehículo bloqueado en 4ª marcha decidió hacer el viaje de retorno a pesar de esas limitaciones sirviendose de la reductora como primera marcha. Salió una hora antes y la expedición no fue capaz de darle alcance. La dificultad para realizar adelantamientos 11 vehículos compensó la limitación del escapado.

Nueva complicación en carretera; de noche y a la altura de Azrou, nos sorprendió una niebla tan intensa que obligaba a circular a 10 km/h con la raya central apenas visible en la carretera de montaña.

Pernoctada en el Hotel Amros con música árabe en directo durante la cena que invitó al baile. Nos tuvieron que echar para dormir sobre las 3 de la madrugada.

Cena con baile árabe en el hotel Amros de Azrou.

Danzando en otro tipo de pista.


Día 8º.- Día de retorno por autopista con parada para comer en el Bosque Diplomático. Lo que parecía un viaje de relax, de nuevo presentó problemas. El Móvil 8 pinchó de nuevo una de las ruedas. Parada en el arcén para cambiarla. Le pusimos la reparada en Foum Zguid y la rueda daba botes que trasmitía a todo el vehículo. Desvío de dos vehículos, Móvil 8 y Móvil 10 a Kenitra para reparar la rueda. Se repara, salimos de nuevo y a 120Km/h reventón de la misma con el consiguiente susto. Intensa lluvia sobre la autopista y no quedaban más ruedas disponibles salvo la de repuesto del amigo Alí.

Cambio de rueda por 3ª vez y rezando para que no pinche ninguno de los dos. Ya en nuestro destino, antes de pasar la frontera, en Fnidek se reparó de nuevo una de ellas.

Llegada a Ceuta sin más incidencias pero con la caravana un tanto dispersa. Pasada ágil de la frontera sin los atascos de otras veces.


CERRANDO EL VIAJE SS 2009.

Un viaje magnífico donde a pesar de todas las dificultades se salió airoso de ellas y sirvió para poner a prueba el temple de los expedicionarios y ganar en nuevas experiencias.

A destacar el buen "filling" que tuvo siempre todo el grupo con plena integración entre el GAM Junior y Senior y donde el buen humor no faltó nunca ni en ningún momento.

Admirable la predisposición de todos para ayudarnos mutuamente y especialmente del Móvil 7 que se ofreció a todas las eventualidades y remolcó de noche al Móvil 9.

Queda la espina clavada de no haber pisado el terreno de las piedras azules pero sirve de acicate  como objetivo a conseguir en próximos viajes.

QEEDDNA

¡Hasta el próximo!


Dr. Jones.