XXII - Semana Santa 2011


Crónica del Dr. Jons (Reeditado por Luilly)

Fecha: del 16 al 23 de abril 2011

Nº de vehículos TT: 9+1

Nº de expedicionarios: 23+3

Averías mecánicas: 1

Pinchazos: 2

Eventos de salud: diarreas del viajero varias.

Climatología: buena temperatura diurna, frío por la noche. Azotados todos los días por fuertes tormentas de arena.

Unión del grupo: Excepcional.

Aires de gacela: más de dos...

Rutas inéditas: 35%

Rutas cumplidas: 90%

Valoración global: 8 sobre 10

 


Sábado 16.04.2011: los juniors habían acampado la noche previa en el bosque diplomático y 4 del senior en el hotel Ibis de Castillejos.

Pasamos la frontera sobre las 10 sin retenciones reuniéndonos para desayunar.

Contactamos con los que pernoctaron en Tánger y enfilamos autopista hacia el sur.

A la altura de Kenitra el Montero rompió el disco de embrague. Desvío hacia Kenitra en 4ª sin poder cambiar ni parar pues se calaba. Pérdida de toda la tarde en esta ciudad. Se decide que el grupo siga; quedándose dos coches en esta ciudad intentando arreglarlo. A las 21h sin arreglo se decide continuar hasta el destino previsto en Midelt. 440 Km de noche sin poder parar, sin embrague y con la 4ª como única marcha. En cada parada obligatoria el Toyota empujaba al montero para arrancar en 4ª. Llegada a Midelt a las 02h de la madrugada donde de nuevo se reúne el grupo. Hay que reconocer la pericia y el temple del conductor del Montero: Teti GR para llevar a buen término la etapa. Cena y fiesta nocturna. El GAM logra su objetivo a pesar de los pesares.

Acampada de los juniors en El Bosque.

1ª y 2ª generación del GAM.

Avería del Montero llegando a Kenitra.


Domingo 17.04.2011: Salida por la mañana dirección Erfoud en dos grupos. Los juniors se disponen a hacer el enlace por la pista de Gourrama hasta Boudenib, y otros 3 coches van directo por carretera a llevar a arreglar el Montero al Garage Royal de Erfoud, lugar donde sabemos que encontrarán solución sí o sí. El taller de esta ciudad coge el coche (en domingo) y se lía con el enseguida, chapeau por los mecánicos de Erfoud. En la bajada se aprovecha para visitar la fuente azul de Meski.

Minicrónica del GAM Junior (Luilly):
Seis coches nos aventuramos a hacer la pista que conecta la N13 con la N10 pasando por Gourrama y Bou Redine y que conecta con Boudenib. Esta pista aparece incluso en el mapa Michelin. A los pocos Km de esta ruta offroad nos pasan un grupo de moteros de enduro a lo salvaje, ¡madre mía cómo iban! pegando saltos fuera de pista para adelantarnos, se ve que la gente coge con ganas las pistas después de tanta carretera. Para nuestra sorpresa y cuando llevábamos ya unos 25 km, en una arboleda donde hicimos una parada técnica un anciano se nos acerca y nos comenta que hacia donde nos dirigimos no tiene salida alguna, que la pista está cortada en un puerto de montaña que hay 5 km más adelante. Estuvimos pensando qué hacer puesto que si nos liábamos se nos haría de noche antes de llegar a las dunas. Decidimos pues desistir en el intento y dar media vuelta. Efectivamente, la pista estaba cortada puesto que el grupo de moteros que nos habían adelantado a la ida volvían también sobre sus pasos cual alma que atrapa el diablo. Pistus interrumpus y por carretera para Erfoud donde nos encontramos con el resto del grupo. Llegada todos juntos a las dunas con tormenta de arena que deslució la puesta de sol. Cena, timbales y paseo nocturno hasta lo alto de la gran duna. El grupo, ávido de jarana hace su habitual incursión nocturna a pie hasta lo alto de la gran duna y no se retira a dormir hasta las tantas de la madrugada.

Al menos llenamos de polvo los coches y nos quitamos el mono durante un ratito.

 El GAM Senior hizo parada técnica en la Source bleu de Meski.

Cena a la luz de las velas en Dunes D’Or.

Arguilita y cubata en la terraza de la piscina previo a la cena.


Lunes 18.04.2011: por la mañana, el GAM senior se va a pasar el día de relax al Hotel Xaluca Tombouctou. Piscina, cubata (con hielo), hammam y baño de barro y algas. El GAM junior hará por su parte la incursión a las dunas y la visita al oasis Oubira donde se bautizará a los nuevos expedicionarios y donde se tenía pensado hacer noche. El montero se ha recogido esta mañana ya arreglado. Se le ha cambiado disco de embrague y cojinete y ahora las marchas van más suaves y entran mejor que antes de la avería, rula perfectamente por las dunas. 

Persisten los vientos fuertes que hacen el ambiente muy polvoriento. Es el 3er día de tormenta de arena en la zona y el GAM junior decide pernoctar nuevamente en el Dunes D’Or por este motivo. Algunos Seniors se van a visitar la montaña de la película de La momia,  Hamunaptra (Jebel Mdouara).



Hassan nuestro guía y maestro de ceremonias.

Aquí se bautiza hasta el Indy.

Surfeando las dunas de Erg Chebi con nuestro amigo Hassan.

Como una mobilette y un tuareg no hay nada en las dunas.

Las tormentas de arena no dieron tregua.

Las chicas del GAM tan locas como siempre...

..., los chicos también.

Teti GR: el héroe de Midelt.

Rafa: disfrutando de su primera experiencia con las dunas.

El GAM conociendo por fin el deseado Xaluca Tombouctou.

"Algún día Simba, todo esto será tuyo..."

En las murallas de "Hamounaptra".



Martes 19.04.2011: Repostaje de combustible a garrafones en Merzouga y provisión de pan y agua, algunas de estas botellas congeladas.

Salida a las 16 horas (4 más tarde de lo previsto) con una fuerte tormenta de arena que hacía muy difícil estar fuera de los coches. Enfilamos Tauz y cogemos pista dirección oeste. La caravana debe pararse continuamente para reagruparse y no perderse en la ventisca. Hay momentos en que no se ve ni el morro del coche.

Alcanzamos los arenales de Ramlia con mucho contenido de arena-polvo, aunque el 1º tramo estaba algo mejor por el agua caída días previos. Clavada de dos coches en tramos distintos que obligan a ayudarlos con winch y eslingas. Superados los tramos arenosos se enfilan pistas más rápidas pero que obligaban a hacerlas lentas por la poca visibilidad. Sobre las 19 horas se divisa el pico negro de una mole impresionante surgiendo de la niebla/polvo en marcación 30º que simulaba la silueta del Titanic: era uno de los extremos de la cordillera con su paso en V. Llegábamos felizmente al oasis M’Harech, punto de destino de ese día. Protegidos por ambas cordilleras nos adentramos hasta divisar el palmeral donde acampamos. Etapa cumplida en su totalidad y a buen ritmo teniendo en cuenta la poca visibilidad. Clave el haber traído varias botellas de agua congelada para las bebidas de la noche. Cena en el campamento con fiesta hasta la madrugada. Ningún pinchazo ni averías

 

Suministro con alta tecnología digital de gasoil.

Repostando en la "gasolinera de MadMax" en Merzouga.

Aixa reporter en el móvil 2.

 Albo López preparado para las tormentas de arena.

Blackman repartiendo caramelos con disciplina.

 

Única clavada del Rexton (sin reductora) en el viaje, como no en Ramilia.

El winch salvador...

 El GAM expresa su alegría cuando encontramos de nuevo la pista.

Extenso lago blanco con los TT inmersos en la niebla/polvo.

Las capas de niebla/polvo se desplazaban continuamente.

Oasis M’Harech.

Campamento instalado.

Noche mágica en el M'Harech...

Fotos nocturnas del maestro de la fotografía, Jorge Dueso.

El campamento por la mañana y recogida.

 

Miércoles 20.04.2011: salida por la mañana sobre las 11h con buen tiempo, dirección suroeste buscando un paso nuevo más hacia el sur, que nos evite pasar por Tafroute Sidi Ali. Se consigue esto, acortando el enlace con la pista principal. Paisajes más bonitos que de costumbre por la cantidad de bancos de arena incrustada en las montañas rocosas debido a las tormentas de arena que asolan la región desde hace días.

Sobre las 14h vuelve a levantarse fuertes ventiscas que obligan a ir más despacio y con cuidado de no perderse. Pistas muy rápidas en algunos tramos cuando la visibilidad lo permitía. Varios encuentros con otros grupos en ambas direcciones al ser ya miércoles santo. Subimos la cordillera pedregosa previa al palmeral del Draa y enfilamos sin problemas dirección Tagounite. A la llegada a esta población envueltos en una fuerte tormenta de arena, llenamos combustible y limpiamos filtros de aire. Tomamos carretera dirección M’Hamid donde pernoctamos en Kasbah Chez Le Pachá. Etapa cumplida sin problemas mecánicos ni pinchazos.

 Nuevo paso arenoso que evita pasar por el centro del pueblo de Tafrout Sidi Ali. 

El Indy se portó muy bien en las largas travesías en coche

Formaciones rocosas negras bañadas de arena dorada 

La pista que acorta y evita el paso por la población de Tafroute Sidi Ali. Vean las distintas tonalidades entre montañas y dunas.

Sonsocarl in the withe lake.

Móvil 1 portando la bandera de buque insignia.

Amarrando por 5ª vez la dichosa rueda.

Magnífica foto repartiendo ropa con la dificultad añadida de la intensa tormenta de arena.

Tormenta de arena camino de Tagounite.

 Desierto implacable...

 

Jueves 21.04.2011: Etapa M’Hamid - Vivac libre camino a Foum Zguid.

Salimos con buen tiempo del hotel Le Pachá, no soplaba viento. Nos reaprovisionamos de pan, agua, otras botellas congeladas, coca cola y combustible. Iniciábamos la etapa con el recorrido más inédito y complicado de todo el viaje. Se trataba de hacer una incursión dirección suroeste por el interior del Oued Draa, hasta llegar al Erg Zeher en la frontera sur con Argelia para posteriormente, atacar el Iriki desde el sur, entrar en la meseta Dakariana y llegar a Foum Zguid. Etapa ambiciosa que no pudo ser cumplida en su totalidad. 

Tomamos acertadamente el inicio de pista y ahí nos reagrupamos para leer la oración del desierto, cosa que hizo magistralmente Alejandra. Con el grupo ya bendecido, pronto nos vemos inmersos en el rio de arena del Draa. Track no apropiado para iniciados, ya que es un trayecto difícil y curioso, distinto a todo lo que habíamos realizado hasta ahora. Se intercalaban tramos arenosos que había que atacarlos a altas velocidades para no quedar encallados, junto con tramos muy pedregosos que obligaban a ir con mucho cuidado, ya que llevábamos los neumáticos desinflados.

Inicialmente el grupo iba a buen ritmo hasta que empezaron los problemas. El montero largo conducido por Luijo (4x4 añadido en esta etapa) cayó el primero y pudo ser sacado con eslinga por existir terreno duro colindante, pero posteriormente en tramos solo arenosos fueron cayendo este y otros coches que complicaron muchísimo la situación.

El Montero corto de Ismael quedó trabado en medio del arenal. Nadie se podía acercar a él porque quedaría también encallado, así que la situación se solventó gracias al winch de Luilly que tuvo que intervenir con este coche hasta en 4 ocasiones seguidas poniendo al límite la resistencia de alternador y baterías. En estos momentos (los más críticos del viaje) pensábamos que la etapa era incumplible y podíamos estar en un verdadero problema, pues teníamos dos coches encallados y el único winch renqueando, desconocíamos lo que teníamos por delante, empezaba de nuevo a soplar el viento y estábamos perdidos dentro de un río de arena cuyo final era totalmente desconocido.

Después de dos horas parados en el rescate de los coches encallados conseguimos salir adelante; pero la previsión de seguir en esta ruta encallando continuamente se descartó por lo que empezamos a buscar alguna salida del río que condujera hacia el norte, dirección Cheggaga.  

Dejado atrás la gran duna del Erg Zeher, se detectó al margen derecho del río una pista sinuosa entre pelo de camello que se adentraba hacia el norte por lo que se decidió coger esta y probar una salida de aquella trampa laberíntica que suponía el rio de arena y piedra, un verdadero reto para los amantes del 4x4. 

Saliendo del Oued Draa todavía nos quedaba atravesar zona de dunas bajas hasta enlazar con el Iriki ya atardeciendo. Sin duda una de las etapas más aventureras y más duras de las que el GAM haya hecho hasta la fecha. Se hizo noche en un banco de dunas en el cruce de pistas al sur de los "dientes de tiburón", noche espectacular de hoguera, chistes y buen rollo después de una dura jornada.

Nuestro primer año en el Chez Le Pacha de M'Hamid.

Alex encargada de leer con fe la oración del desierto que nos protegió en la jornada de hoy.

Que contentos nos veíamos al comienzo de la ruta, sin saber el berenjenal que nos esperaba más adelante...

Trampas de zonas húmedas con barro traicionero.

El terreno que parecía duro se convertía en una verdadera trampa.

Primeros atascos.

Parados en un tramo de suelo duro en el río arenoso.

 Esperando que salieran los coches atascados de la retaguardia. 

Camellos sueltos perdidos en la tormenta en los márgenes del río

Tramos del río donde había que pisarle fuerte para no quedar clavados en la arena.

 El piloto del "limitado" Rexton dio toda una lección de conducción TT eficaz sin reductora. No clavó ninguna vez y sobrevoló en varias ocasiones sobre las irregularidades del terreno.

 Una vez metidos en el río era muy difícil salir de él porque los laterales estaban sobreelevados.

Providencial salida a la derecha del Oued Draa.

SEGUNDA PARTE DE LA 6ª ETAPA: 

Una vez salido del río de arena y solventados dos desllantes al desatascar los coches, las dificultades continuarían hasta el final de la jornada. La salida hacia el Iriki desde el sur estaba llena de complicaciones.

El terreno era muy irregular y constantemente nos encontrábamos rodeados de dunas que obligaban a atravesarlas si querías seguir las indicaciones del GPS.

No fue fácil y se empleó toda la tarde hasta la caída del sol en salir de aquel laberinto de dunas, pelo de camello e irregularidades del terreno. A ello había que añadir la inexistencia de pistas marcadas o que habían sido tapadas por las tormentas de arena.

 Una vez salido del río el terreno seguía siendo muy irregular y difícil para llegar al Iriki campo a través siguiendo el GPS.

Móvil 2 esperando ser sacado de este pequeño enclave.

 Radiante foto de recortados contrastes.

Perdidos al sur de Cheggaga en ruta hacia el Iriqui (Datos Exif de la foto: 29°45'60.00"N -   6°21'17.40"O)

Este año la PDA nos falló y no pudimos grabar el track, esta es una recreación a posteriori basándonos en los datos de geolocalización de las fotos hechas con el Iphone.

El limitado Rexton (sin reductora) que dio la sorpresa en este viaje.

 La puesta de sol nos anunciaba que no llegaríamos al final previsto en Foum Zguid.

 Explosión nuclear a las 11.

 Y la majestuosa noche en el desierto, nos alcanzó en plena travesía. 

Al caer definitivamente la noche, paramos en el Iriki para inflar neumáticos, ver las estrellas y decidir sobre el destino de esa noche.

 Tras unas dos horas de conducción nocturna guiados por GPS, decidimos acampar en el cruce de salida hacia la carretera de Foum Zuid en una zona de dunas en plena pista del Dakar.

Alta cocina 4x4 en ruta.

 Noche para los anales de la historia del GAM con un divertido mano a mano de chistes entre Abdelaker y Albo.

El campamento por la mañana.

 Reanudada la marcha el viernes 22, se atravesó los dientes de tiburón tras esperar 45 minutos en un control militar.

 La siempre majestuosa cordillera "dientes de tiburón" ofrece una visión espectacular con sus veintitantos dientes.

 

EPÍLOGO:

El contacto con el "goudron" una vez salido de pistas nos sobrecogió un poco a todos. Después de 3 días perdidos por el desierto, bromeábamos con que el último de la fila cerrara la puerta de las pistas que dejábamos detrás, pero en el fondo todos lamentábamos dejar los terrenos desérticos; pues la carretera nos marcaba de nuevo el camino de regreso a casa y el final de la aventura de un viaje que, como tantos otros, son únicos y no tienen igual.

Un viaje que empezó mal con la avería grave de unos de los coches y que terminó fenomenalmente con todo el grupo muy unido y contento. Un viaje donde ha habido de todo: todo tipo de terrenos, tormentas de arena, aires de gacela, orientación por GPS, travesías nocturnas, descubrimiento del interesante río arenoso del Draa, acampadas nocturnas y varias amistades nuevas.

Todos estamos ya deseando encarar el próximo, mientras tanto decimos adiós al viaje número 22 del Grupo Aventura Motor.

QEEDENA

Dr. Jons